Desde hace unos cuantos años, la empresa de coches Toyota ha realizado varios experimentos y prototipos de coches eléctricos e híbridos, pero nunca ha puesto a la venta un coche con estas características.

Esto por fin ha cambiado, y con toda la experiencia que han adquirido estos años nos han mostrado el Toyota iQ EV.

El Toyota iQ EV es un modelo urbanita que intenta conseguir la máxima eficiencia, combinando un gran número de factores. Es eléctrico.Su exterior:Como podéis ver en las fotos, es un coche pequeño, con una capacidad para 4 pasajeros. Se caracteriza principalmente por la pintura bitono, creando un gran contraste de colores.

De su parte delantera podemos destacar la tapa descentrada con el logotipo EV, lugar donde se encuentra el enchufe para recargar electricamente el coche. Los faros halógenos también son muy llamativos, con el fondo en negro. Si nos vamos a la parte lateral lo primero que podemos apreciar son las llantas de aleación ligera con tapacubos también en bitono. Y en cuanto a la zona trasera, el paragolpes se estira bastante hacia abajo para para mejorar la eficiencia aerodinámica del coche.

Las medidas del Toyota iQ EV son:

-Largo: 3,12 m (3.120 mm).
-Alto: 1.50 m (1.500 mm).
-Ancho: 1,68 m (1.680 mm).
Tiene un radio de giro de 4,1 metros.Interior del Toyota iQ EV:

En cuanto a los colores, dentro nos encontramos los mismos que en la parte exterior. Parece que el bitono está de moda.

El coche cuenta con asientos mixtos cuero-textil. La parte electrónica del coche es bastante completa: podemos disfrutar de una pantalla de 3,5 pulgadas con el ordenador de a bordo,  detección de empañamiento en la luna, todo tipo de leds, un sistema que permite activar el aire acondicionado con gran potencia mientras el coche está enchufado a la luz, para poder climatizarlo de manera más eficaz… etc.

En tema de seguridad el Toyota iQ EV tampoco se queda atrás, y cuenta con control de estabilidad, nueve airbags (incluido el de la luna trasera) y sistema de asistencia al arranque en pendiente, entre otros.

El corazón del coche: motor y baterías

El Toyota iQ EV cuenta con un motor-generador refrigerado por aire que es capaz de generar hasta 64 CV (47 kW) de potencia. El motor va acoplado a una reductora de velocidad de giro, y cuenta con frenada regenerativa.

Necesita unos 14 segundos aproximadamente para pasar de 0 a 100 km/h, y la velocidad máxima que puede alcanzar es de 125 km/h. Consumiendo 134 Wh/km, el Toyota iQ EV consigue una autonomía de 85 km.La batería de litio que trae puede almacenar 12 kWh y se puede cargar casi entera (80%) en tan solo media hora (1/2 hora).El cable para cargarlo que trae de serie el coche es tan solo de 5 m, un poco justo.

Por ultimo, una de las cosas más interesantes que trae el coche son sus tres modos de conducción:

Modo D: para consumir lo menos posible en ciudad.

Modo S: nos proporciona una respuesta más rápida con el coste de una menor autonomía.

Modo B: aumenta la autonomía la máximo posible mediante la alargación/maximización de la frenada regenerativa.Precio y salida en el mercado:

De momento Toyota solo ha presentado el coche, pero no ha confirmado precio, fecha de salida… etc. Han pasado ya unos meses desde que se mostró a la luz el vehículo, así que lo más seguro es que no se demore mucho tiempo hasta que se empiece a vender.

En cuanto se concreten estos datos os informaremos.