Motos de alta cilindrada y deportivas

Motos alta cilindrada

 

Hoy en día es común observar modelos de motos de alta cilindrada recorriendo las calles de la ciudad, en autopistas, caminos rurales o de montaña y tanto en apariciones individuales como en grupos de varias motocicletas por vez.

Este fenómeno es la respuesta al desarrollo de motocicletas deportivas diseñadas especialmente para ser usadas en la vía pública, con características de conducción, diseño y potencia que les hacen más agresivas que los modelos de turismo y coincidiendo en algunos aspectos con las motocicletas de velocidad o competición, también catalogadas como motos de alta cilindrada.

Por ello, al hablar de estos tipos de motos es necesario hacer referencia tanto a modelos deportivos como de velocidad. En la fabricación de ambos se utilizan motores de 2 o 4 tiempos, con cilindrada superior a los 400 c.c.; siendo la media común 600c.c.

Las características que hacen posible identificar estas motos son variadas y no solo cumplen importantes funciones destinadas al rendimiento, potencia y la capacidad para desarrollar velocidad. Muchas son compatibles con ambos tipos de motocicletas; mientras que otras solo son características de modelos deportivos o de las motocicletas de velocidad o de competencia.

 

Motocicletas deportivas

 

Cuentan con un diseño derivado de las motocicletas de velocidad, pero diseñadas para ser usadas en la vía pública y se caracterizan por contar con un diseño que resta al confort general del conductor, con la finalidad de mejorar el rendimiento y la aerodinámica de la moto.

Suelen contar con neumáticos anchos y marcos livianos, recubiertos en su mayoría por un carenado de materiales ligeros, como: fibra de vidrio, fibra de carbono, duraminio o plástico, entre otros; presentando líneas estilizadas suaves, de cortes fuertes, pensadas para contrarrestar el arrastre del viento y maximizar el desarrollo de la mayor velocidad posible.

Una característica diferenciadora de este tipo de motocicleta es su modo de conducción, que suele ser desigual a la forma común de conducir. En esta el cuerpo del conductor se apoya completamente sobre la motocicleta, obligándole a estar adelantado en ella; lo cual aporta estabilidad en la dirección y facilita la aerodinámica del vehículo.

Actualmente pueden encontrarse diversos tipos de motocicletas deportivas cuya cilindrada varía de acuerdo a su modelo y desarrollo; siendo posible elegir entre cilindradas de 600 c.c, así como de motocicletas SuperSport que cuentan con motores grandes y capaces de llegar hasta los 1400 c.c.

 

Motocicletas de velocidad preparadas para circuito

 

Son motocicletas diseñadas para la competencia en circuitos de carreras, por lo cual cuentan con motores de alta cilindrada, que permiten el desarrollo de altas velocidades para recorrer en pistas, o rutas pavimentadas; cubriendo grandes distancias en el menor tiempo posible.

Aunque sus características generales dependen del tipo de competición en el que son utilizadas y de las reglas establecidas en dichas carreras; suelen tratarse de modelos con alta estabilidad, capacidad de alcanzar altas velocidades rápidamente, aceleración, gran frenado, fácil maniobra, bajo peso y poca resistencia al aire.

Normalmente en una pista de velocidad es posible encontrar prototipos de motocicletas de competición, especialmente desarrolladas para cumplir con los aspectos necesarios que le hagan capaz de ofrecer un óptimo desempeño en pista, o modelos derivados de motocicletas deportivas o de producción en serie; a las cuales se le añaden modificaciones específicas para hacerles acordes al modelo de competición.

 

Motor según su cilindrada

 

Las motos de alta cilindrada no solo se clasifican de acuerdo a su tipo, uso o potencia. Estas dependen de manera directa del tipo de motor que se utiliza en su fabricación y diseño; con la finalidad de otorgarles la potencia y capacidad adecuada para el desarrollo de altas velocidades, tanto en vías urbanas como en pista.

En lo referente al motor estos pueden ser de uno o más cilindros; pudiendo llegar hasta un máximo de 4 cilindros. Sin embargo, y a pesar de lo que pueda creerse, no es la cantidad de cilindros integrados al motor lo que indica las cilindradas del mismo; si no la cilindrada unitaria de cada uno de ellos.

Monocilíndricos

Es el tipo de motor con el que suelen ser equipadas las motos comunes y consta de un cilindro unitario, capaz de ofrecer hasta un máximo de 250 c.c.

Bicilíndrico

Es normalmente el utilizado en motos de media y alta cilindrada, gracias a ofrecer mayor equilibrio, capacidad de cubrir vueltas, mayor potencia y suavidad general en pista. Se suele encontrar desde los 600 c.c. hasta 1200 c.c. con la integración de cilindros de menor capacidad que en sumatoria, ofrecer una mayor capacidad de cilindrado.

Tricilíndros

Son modelos minoritarios que ofrecen algunas de las ventajas y prestaciones de los motores bicilíndricos y de los tetracilíndricos, alcanzando mayores cilindradas que los anteriores.

Tetracilindricos

Son los motores normalmente utilizados por motos que ofrecen una cilindrada superior a los 600 c.c.

Las motocicletas de alta cilindradas son vehículos especialmente diseñados para los fanáticos de la velocidad y de las líneas fuertes y elegantes; existiendo diferentes aspectos de importancia cuya notoriedad hace posible obtener el modelo correcto, según los gustos del usuario.

Autor entrada: palomavicioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *